Mascarillas de yogurt

La piel sufre grandes consecuencias debido a la contaminación y a las adversidades del día a día. Entre ellas también se encuentra el estrés o líneas de expresión e incluso la privación de los nutrientes esenciales para su buen funcionamiento y aspecto.

Durante muchos años se han utilizado las mascarillas de ciertos materiales o ingredientes para curar o prevenir las enfermedades de la piel. En ciertos casos es usada con fines terapéuticos y medicinales.

Beneficios de las mascarillas de yogurt para el rostro.

Las mascarillas de yogurt suelen ayudar a la aclaración de la piel y su regeneración temprana, además de múltiples beneficios para tu rostro:

  • Limpieza de la piel. Con la contaminación que hay  en nuestro alrededor, es normal tener impurezas e incluso  manchas que no deberían aparecer en nuestro rostro. La mejor manera de ayudar a nuestra piel a sanar y limpiar esas imperfecciones es usar una mascarilla de yogurt. Gracias a sus vitaminas, minerales y aceites naturales, la mascarilla de yogurt ofrece los mejores beneficios para realizar una limpieza en nuestro cutis.
  • Aclaración. La piel adquiere un tono natural cuando la exponemos a una dosis saludable de rayos solares, sin embargo, esto no siempre es así. Algunas personas cambian completamente el tono natural de su rostro debido a la exposición constante con la luz solar. Para recuperar el tono natural de la piel de tu rostro solo necesitas una mascarilla de yogurt ya que ayudan a hidratar y renovar las capas más superficiales de la piel, garantizando así una mejora en el tono natural de tu rostro.
  • Regeneración. Cuando los ciclos naturales de la regeneración de nuestra piel son alterados, es mejor tener previsto que necesitamos estimular esta regeneración de manera natural y saludable. La mascarilla de yogurt ayuda a la regeneración del tejido muerto y a las células que ya han cumplido su función en nuestro organismo, dando lugar a las células nuevas.
  • Quita manchas. Como hemos mencionado, las imperfecciones en tu piel incluyen este tipo de manchas que pueden ser oscuras y nada uniformes. Son sencillas de eliminar o de desvanecer. La mascarilla te ayudará a contrarestar el tono de las manchas, así como a hacer que gradualmente desaparezca de manera natural y efectiva.
  • Efectividad contra imperfecciones. Las impurezas que se encuentran en tu piel pueden ser erradicadas e incluso evitadas con una buena mascarilla de yogurt gracias a sus aceites e ingredientes esenciales que nutren y protegen tu piel a tal grado que no se requiere más que una aplicación periódica para asegurar la efectividad.

¿Cómo hacer una mascarilla de yogurt casera?

Aquí aclararemos tus dudas con respecto a la aplicación y la elaboración de las mascarillas de yogurt caseras más populares del momento. Además de ser las más útiles para cualquier tipo de piel.

Pero antes de la aplicación de cualquier mascarilla facial, debes recordar que tu rostro debe estar limpio. Para lavarlo, te recomendamos usar un jabón neutro, así como lavar tu rostro con agua caliente o tibia. Este será el primer paso para tener los poros abiertos y listos.

Después de lavar tu cara puedes utilizar una toalla mojada en agua caliente o tibia y después, ponerla sobre tu rostro y terminar de abrir los poros. El mismo efecto es obtenido al exponer tu rostro a vapores o similar.

Ahora hablaremos de la elaboración y aplicación de las mascarillas de yogurt más populares y benéficas para la salud y apariencia de nuestro rostro:

Mascarilla de yogurt y avena

Existen dos variantes de esta misma mascarilla, para la primera variante necesitaras:

  • 1/2 taza de zumo de limón, reciente y natural.
  • ½ taza de yogurt natural, reciente.
  • ½ taza de avena.

Durante el proceso de elaboración de la mascarilla, solo necesitarás un recipiente de plástico o de vidrio que esté limpio. Debes depositar todos los ingredientes en el recipiente y después, mezclarlos

Una vez que termines con una mezcla homogénea, deberás dejar que se asiente como una pasta durante 5 minutos. Aprovecha ese tiempo para lavar tu rostro con jabón neutro y agua tibia o caliente. El agua tibia o caliente ayudará a que tus poros se abran y permitan que cuando apliques la mascarilla,  se adentre en tu piel y no solo se posicione en la parte superficial.

 

También te puede interesar: Mascarilla de café

 

En caso de que tu rostro ya lo hayas lavado recientemente, solo tienes que calentar una toalla con agua tibia o caliente. La extiendes sobre tu cara y dejas que abra los poros de tu piel. Todo esto  es para ayudar a que tu piel reciba mejor los nutrientes de la mascarilla de yogurt y avena.

Para la aplicación de esta mascarilla debes de usar una brocha limpia y nueva y esparcir con ella el contenido del recipiente por todo tu rostro. Ten mucho cuidado con el contacto con los ojos ya que podrías generar una fuerte irritación. Intenta masajear tu rostro conforme la esparces y posteriormente espera un tiempo mínimo de 15 minutos y máximo de 30 minutos.

Para eliminarla, solo debes usar agua caliente y hacerlo con cuidado de no irritar la piel de tu rostro. Los resultados te sorprenderán.

Mascarilla de yogurt y miel

Su elaboración y su aplicación. Esta mascarilla estimula el crecimiento nuevo de la piel y deja una sensación de renovación sobre la misma. Los ingredientes que necesitaras son:

  • 1/2 taza de zumo de limón
  • ½ taza de yogurt natural, a ser posible nueva.
  • ½ taza de miel natural de abeja.

Después de conseguir los ingredientes solo tienes que depositarlos en un recipiente de plástico o de vidrio que esté limpio, mezclarlo hasta que obtengas un contenido homogéneo y asegurarte de dejarlo reposar unos minutos. Mientras esperas, puedes aprovechar para lavar tu rostro con agua tibia o caliente con jabón neutro.

En caso de que tu rostro ya lo hayas lavado recientemente, solo tienes que calentar una toalla con agua tibia o caliente, la extiendes sobre tu cara y dejas que abra los poros de tu piel. Todo esto  es para ayudar a que tu piel reciba mejor los nutrientes de la mascarilla de yogurt y miel.

Una vez que la mezcla homogénea esté lista y tu rostro esté limpio, ha llegado el momento de aplicarla con una brocha limpia con la que esparcirás el contenido del recipiente por todo tu rostro. Ten mucho cuidado con el contacto con los ojos ya que podrías generar una fuerte irritación Intenta masajear tu rostro conforme la esparces y posteriormente, espera un tiempo mínimo de 15 minutos y máximo de 30 minutos.

Para retirarla solo debes usar agua caliente y hacerlo con cuidado de no irritar la piel de tu rostro. Los resultados son casi inmediatos.

error: Content is protected !!