Mascarilla de arcilla

La mascarilla de arcilla tiene propiedades que ayudaran a mantener tu piel completamente saludable y bajo un cuidado constante.

Si nuestra piel tiene un aspecto poco saludable, simplemente lo notaremos rápidamente. Basta con comparar a una persona cuya piel se vea tersa, constantemente revitalizada e hidratada sin llegar a parecer en exceso con brillo o grasa. Por otro lado, tenemos un tipo de piel poco saludable o al menos a simple vista, cuyos rasgos notables pueden llegar a ser:

  • Exceso de sequedad. Este es un factor muy importante porque  nos indica otros problemas de salud muy peligrosos. La piel puede comunicarnos información tan vital como esta. La sequedad normalmente se nota en las mejillas, en los parpados y en los pómulos. Estas zonas tienden a estar en contacto con factores externos como el viento, los cambios bruscos de temperatura y las rozaduras.
  • Exceso de grasa. En ocasiones, el exceso de grasa se debe más a un factor hereditario que a una condición del individuo en cuestión. La piel grasa puede identificarse por un brillo que regularmente cubre la zona de los parpados y de la frente. Viene acompañado de imperfecciones o acné en esta zona de la piel, al igual que en el cuello y en el escote.
  • Exceso de manchas. Las manchas suelen estar en la parte más superficial de la piel. Se ocasionan por exposiciones a cambios bruscos de temperatura o a la luz solar directamente. Esto, además de indicar que la piel no posee las defensas suficientes para resistir los rayos UV por un periodo prolongado de tiempo.

Las mascarillas de arcilla tienen propiedades que ayudaran a mantener tu piel completamente saludable y bajo un cuidado constante.

¿Para qué sirven las mascarillas de arcilla?

Las mascarillas de arcilla tienen múltiples beneficios. Hay que alejarse de aquellos productos que son considerados como dañinos, los mismos que contienen una gran cantidad de químicos que únicamente perjudican nuestra salud o que simplemente no ofrecen la recuperación y cuidado que prometen. Las mascarillas de arcilla son la solución a todas las inseguridades con respecto a la efectividad de las mascarillas faciales.

Existen tres tipos de mascarilla de arcilla. Cada uno cumple funciones diferentes y sus características se distinguen por los ingredientes y la capacidad de estos en reaccionar con ciertos tipos de piel, de padecimientos, de sensaciones, de gustos y de otros tipos de factores.

La mascarilla de arcilla verde.

Este tipo de mascarilla tiene un color muy natural. Sus propiedades son de las más beneficiosas entre las mascarillas faciales. Algunas de ellas son:

  • Limpieza. Una de las propiedades de la mascarilla de arcilla verde es la limpieza que le proporciona a nuestra piel. El rostro suele tener muchas impurezas e imperfecciones, pero con esta mascarilla esas impurezas desaparecen por un largo tiempo.
  • Regulación. La propiedad de regulación de la mascarilla de arcilla verde es sorprendente. Se refiere directamente a la grasa o “sebo” que pueden sufrir las personas con un tipo de piel mixta o grasa.
  • Exfolia y suaviza. Esta propiedad la cumple bastante bien. La mascarilla de arcilla verde, bajo un uso adecuado, sirve para suavizar y dar un tono uniforme a la piel, así como darle un efecto suave y terso.
  • Regeneración. La piel llega a sufrir lesiones por los cambios de temperatura y la exposición a la luz solar. Debido a esto, se necesita un cuidado constante sobre nuestro rostro, pero más importante, una regeneración. La regeneración es la propiedad de la mascarilla de arcilla verde que nos garantiza una piel en constante renovación saludable, no un tratamiento “peel-off”. Nos referimos a una regeneración natural con ciclos normales y sin lesiones. Un descanso para tu rostro.
  • Depuración. A lo largo de la rutina diaria se llevan a cabo muchos procesos para tener la apariencia perfecta ¿Demasiado maquillaje? ¿Muchas capas de un producto para tapar las imperfecciones? Todo eso tu piel lo reciente, es por eso que el efecto más beneficioso de la mascarilla de arcilla verde es la depuración y la purificación de nuestra piel. Liberarla de todas esas sustancias y químicos que lentamente perjudican el aspecto joven y sano que nuestra piel posee por naturaleza.

La mascarilla de arcilla blanca.

Esta mascarilla es ideal para la hidratación de la piel. Se utiliza también para darle un efecto de firmeza y una apariencia más tersa que sin duda tiende a lucir más joven. La limpieza de impurezas también es una de las propiedades que tienen las mascarillas de arcilla blanca. veamos todas sus propiedades:

  • Limpieza. Es natural tener algunas impurezas e imperfecciones en el rostro, en especial cuando nuestro tipo de piel suele ser graso o mixto, sin embargo, esto no deja de ser preocupante y para muchas personas los tratamientos para regular estas imperfecciones son demasiado costosos o poco saludables. Es por eso que las mascarillas de arcilla blanca tienen propiedades únicas para librar de impurezas el rostro. Ideales para los tipos de piel grasa, “sebosa” o mixta.
  • Regeneración. Si bien las imperfecciones por sí solas generan demasiadas lesiones en nuestra piel, la regeneración es uno de los factores que determinan que nuestro rostro siempre se vea saludable. Este proceso no es forzado ni ocasiona un crecimiento anormal de las células o una irritación como lo harían otras mascarillas. La mascarilla de arcilla blanca nos brinda una solución para esas manchas y lesiones que hemos ido adquiriendo con el paso de los años.
  • Vitalidad. En ocasiones, la piel está demasiado reseca y pierde su coloración. Esto indica una pérdida de nutrientes por parte de la piel ¿Qué es ideal para esto? La hidratación y la aplicación de nutrientes directamente sobre la zona afectada. La mascarilla de arcilla blanca te ayudará a hidratar tu piel y a darle un efecto más revitalizado, juvenil y saludable.
  • Contra la flacidez. El paso de los años cae sobre nuestra piel. Esta se comienza a ser menos firme y más flácida. Con la mascarilla de arcilla blanca esto será difícil ya que gracias a sus componentes naturales nos ofrece una apariencia firme, saludable y sin tener que recurrir a químicos externos o dañinos para la salud de nuestra piel.

 

También te puede interesar: Mascarillas de barro

La mascarilla de arcilla roja.

Es un tipo muy peculiar de mascarilla. No solo afecta de manera beneficiosa a tu rostro y la piel del mismo. También estimula el riego sanguíneo y esta es una razón más para interesarte en las propiedades de la mascarilla de arcilla roja:

  • El riego sanguíneo. Para muchas personas les es indiferente tener un riego sanguíneo adecuado. Quizá sentir frio en la nariz, en las mejillas y en todo el rostro se ha vuelto una costumbre para estas personas, pero realmente la sensación de nuestro rostro debería ser fresca, natural y para nada incomoda. Gracias a la mascarilla de arcilla roja, se puede estimular de manera fisioterapeútica el riego sanguíneo de nuestra piel, dándole así una apariencia revitalizada, rejuvenecida y mejorada.
  • La limpieza. Las mascarillas ofrecen una limpieza profunda sobre los poros y las marcas de nuestra piel que han ido sufriendo lesiones o incluso se han llenado de impurezas. Es por esto que la mascarilla de arcilla roja, con su efecto terapéutico, también ofrece una excelente limpieza sobre el tipo de piel mixta o grasa.
  • Vitalidad. A pesar de que muchas personas tienen un tipo de piel grasa o mixta, la mayoría padecen de la piel “blanca” o con un aspecto lejos de tener una vitalidad visibl. Para esto es ideal la mascarilla de arcilla roja, que recobra el flujo sanguíneo y la absorción de nutrientes de nuestra piel casi de inmediato.

¿Cómo hacer una mascarilla de arcilla casera?

Para hacer una mascarilla de arcilla casera necesitarás seguir los siguientes pasos:

  1. Consigue un plato de plástico o de vidrio que esté completamente limpio.
  2. Debes añadir ahí la arcilla roja, verde o blanca. Cualquiera que desees utilizar.
  3. Añade agua suficiente para que la arcilla reaccione de manera correcta.
  4. Para mejorar o añadir las propiedades terapéuticas de las mascarillas de arcilla, solo tienes que combinar esta mezcla homogénea con algún aroma o té.
  5. Se recomienda mezclar muy bien hasta que se genere una sustancia homogénea, la misma que deberás aplicar sobre tu rostro limpio. Dejar secar y actuar durante un tiempo prolongado.

Gracias a que la arcilla es un exfoliante natural, tu piel no volverá a resentir ningún efecto negativo de las mascarillas hechas con químicos o agentes nocivos para la salud. Te recomendamos escoger la mascarilla que sea ideal para las necesidades de tu piel y no aquellas que sean populares en el momento. Siempre realizar este tipo de procedimientos con cuidado, limpieza y paciencia, para lograr resultados óptimos sobre el cuidado y la salud de tu piel.

error: Content is protected !!