Crema hidratante casera: beneficios y cómo prepararla

Pese a haber un mercado plagado de productos destinados a hidratar la piel, recurrir a cremas elaboradas a base de ingredientes naturales siempre será una buena opción adicional a lo sencillo de su preparación, y que no suponen demasiada inversión. Se trata de fórmulas suaves con mínimo riesgo de reacciones adversas. 

🌕 La importancia de la hidratación para una piel sana:

Tener una piel suave es el anhelo de muchas personas, si bien resulta elemental mantener hábitos saludables y cuidados básicos de higiene, esto no es suficiente para gozar de un aspecto saludable. Sin la correcta hidratación, el órgano más grande del cuerpo sucumbe frente a los daños de los enemigos a los que se expone, sin apartar el envejecimiento.

Aunque la industria cosmética se nutre de un sinnúmero de productos hidratantes, lograr una piel sana y de aspecto joven, puede lograrse invirtiendo menos, al prepararse con ingredientes naturales que combinados, aportan nutrientes capaces de cuidar la dermis de manera natural.

🏵️¿Cómo mantener una piel bien hidratada?

Ciertas medidas elementales son de gran ayuda en la meta de devolverle la salud y el brillo a la piel. Para empezar, conviene evitar la exposición solar y el viento. Factores que inciden en su resequedad y descamación. 

El uso de protección contra rayos UV – sobre todo en la cara – resulta esencial, consejo que cobra mayor fuerza en caso de ir a la playa o la piscina. Asimismo será necesario:

  • Cubrirse correctamente el rostro durante el invierno y evitar los baños prolongados con agua caliente.
  • Bañarse con jabón líquido, de pH neutro y buena calidad. 
  • Aplicar en todo el cuerpo una buena crema hidratante.
  • Evitar el uso de soluciones a base de alcohol, así como de ciertos aceites, pues no todos promueven la hidratación. 
  • Secar con suavidad el cuerpo, en lugar de frotar con la toalla.
  • Deshacerse de las células muertas, exfoliando la piel al menos dos veces por mes.
  • Consumir mínimo 2 litros de agua diario.

🎟️¿Es difícil preparar una crema hidratante casera? 

Nutrir la piel, haciendo más brillante y suave, con cremas casera es una tarea más sencilla de lo que se cree, todo es cuestión de combinar los ingredientes adecuados, ser constantes en el tratamiento, tomar suficiente agua y exfoliar para eliminar las células muertas. 

Lo conveniente de apostar por cremas caseras obedece a la efectividad de ciertos elementos de origen natural. De hecho, buena parte de ellos está presente en la composición de los productos de la industria cosmética. Muestra clara de ello es el aloe vera o sábila.

🟢¿Por qué hidratar la piel con sábila?

Esta planta contiene un gel cuya privilegiada composición reúne enzimas, antioxidantes, vitaminas A y C. Además de importante acción desinflamatoria. Todo esto, convierte al aloe vera, en uno de los aliados naturales más importantes para la piel.  Algo similar ocurre con las mascarillas de aloe vera ¿Cómo sacarle provecho a sus bondades? a continuación, algunas opciones: 

 

Crema hidratante de aceite de coco y aloe vera:

A la acción eficiente del aloe vera, se le suma en esta preparación el efecto hidratante y protector del aceite de coco. Se necesitan los siguientes ingredientes: 

    • tres cucharadas de aloe vera
    • dos cucharadas, preferiblemente medianas de aceite de coco

La forma de preparación es sencilla. Bastará con procesar en la licuadora ambos ingredientes hasta lograr una pasta homogénea que se reservará en un frasco de vidrio de cierre hermético, hasta el momento de su uso cada mañana entes de aplicar protector solar. Por las noches, se retira utilizando abundante agua tibia. 

Crema de aloe vera y aceite de jojoba:

A los beneficios ya enumerados de la sábila, se le suman los del prodigioso aceite de jojoba, ¿la razón? su comprobado efecto antiinflamatorio, que le hace recomendado en el tratamiento de  diferentes afecciones cutáneas, cicatrización de heridas, infecciones e incluso, la acción del envejecimiento prematuro. Los ingredientes son: 

    • 1 penca de sábila 
    • ½ sobre de grenetina 
    • 1 cucharadita, preferiblemente grande de aceite de jojoba 

Procedimiento: siguiendo las instrucciones impresas en la etiqueta de la grenetina, esta deberá ser disuelta en un recipiente, reservando el resultado para más adelante; aparte, extraer cuidadosamente el gel de la penca de sábila e incorporarlo al resultado del paso anterior junto a la cucharada de aceite de jojoba.

Tras combinar muy bien, se conseguirá una crema homogénea que habrá de vaciarse en un recipiente de plástico con tapa; se utiliza aplicando una generosa capa sobre la zona a tratar antes de dormir.

Crema de aceite de oliva y aloe vera:

Cuando de combinar aceites con aloe vera se trata, no puede faltar el aceite de oliva que, si bien es reconocido por aportar beneficios a la dieta, también resulta provechoso en la meta de alcanzar una piel suave e hidratada; la preparación necesita: 

    • 5 gr de gel de aloe vera 
    • 6 gotas de agua destilada
    • 4 gotas de aceite de oliva, preferiblemente extra virgen

De igual manera que en las preparaciones anteriores, el procedimiento consiste en combinar todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea; reservar en un recipiente plástico para ser aplicada una vez en la mañana, y otra por la noche.

🔝 Opción adicional para hidratar la piel naturalmente:

No solo el aloe vera y los aceites esenciales funcionan eficientemente a la hora de devolverle la hidratación a la piel de forma natural; prueba de ello es la crema de lavanda, ingrediente que le devuelve la suavidad a la par que la protege. ¿Qué ingredientes se necesitan? a tomar nota: 

  • 1 puñado de flores de lavanda
  • 150ml de aceite de almendras 
  • 130 gr de manteca de cacao
  • 150 ml de vaselina líquida 

Preparación: en un frasco de cristal opaco, se pondrán a macerar las flores de lavanda dentro del aceite de almendras por al menos dos semanas; transcurrido este tiempo, colar la preparación en un recipiente resistente al calor, y combinarle con la manteca de cacao y la vaselina líquida. 

Llevar el recipiente a baño María hasta lograr la integración de la manteca y la vaselina. Una vez unificados los ingredientes, retirar de la fuente de calor y procesar en la licuadora. La mezcla obtenida se guardará en un envase plástico hasta el momento de su uso.

error: Content is protected !!