¿Cómo hidratar el pelo?

Al igual que las personas, el cabello demanda conocerlo bien para poder tratarlo adecuadamente, Estudiándolo, es posible determinar sus necesidades y así poder aplicar el tratamiento que corresponda cuando sufre de deshidratación o encrespamiento.

Dime qué tipo de cabello tienes y te diré que tratamiento utilizar para hidratarlo:

Con el aumento de la temperatura, el cabello se vuelve más propenso a la deshidratación. Aunque es sencillo encontrar cualquier cantidad de productos cosméticos que prometen resultados inmediatos, sin apartar el sinfín de recetas caseras recomendadas para devolverle la hidratación al cabello, ninguna alternativa puede recomendarse como perfecta.

El tratamiento ideal es aquel que se ajusta a las propias necesidades, haciendo imperioso tratar el pelo en función del tipo al que pertenece. No olvidemos que podemos encontrar cremas hidratantes muy buenas o preparar nuestras propias mascarillas en casa.

Hidratar Cabello grueso:

Derivado de su propia estructura capilar, el pelo grueso tiene una especial tendencia a la sequedad, pues la hidratación natural no consigue alcanzar las puntas. Si a eso se le suma el continuo uso de secadores y plancha para controlar la textura, el resultado es una melena condenada a la deshidratación. ¿Cómo revertirlo? entres las opciones destacan:

📍Aplicar aceites hidratantes antes de secarlo:

Cuidando de hacerlo mientras aún está mojado – y desde el medio hasta la punta – los aceites hidratantes se convierten en aliados del cabello grueso deshidratado brindándole nutrición sin peso, al tiempo que lo acondiciona y protege, además de darle brillo, suavidad y manejabilidad.

📍Multiplicar la hidratación:

Para esta clase de cabellos, el uso de acondicionadores hidratantes no es suficiente, demanda complementar la rutina de belleza con mascarillas y sprays, así como tratamientos de nutrición profunda que le devuelvan la suavidad, brillo y sedosidad.

📍Mascarillas caseras:

No todos los presupuestos alcanzan para comprar mascarillas de venta comercial, es ahí donde la elaboración de mascarillas caseras para el pelo puede salvarnos, Un buen ejemplo es la preparada con aguacate y plátano, un producto nutritivo y natural de gran poder antioxidante con el que darle un extra de hidratación y reparación. Si no dispones de plátano, también puedes hacer una mascarilla de aguacate.

¿Cómo se prepara? combinando en un recipiente a partes iguales, aguacate y plátano maduro hasta conseguir un puré homogéneo; acto seguido, adicionar un par de cucharadas de miel y otro de aceite de almendras. Aplicar desde las puntas a raíz, sobre el cabello húmedo permitiéndole reposar 15 minutos antes de enjuagar con agua fría.

 

Hidratar Cabello rizado:

Por tendencia, y al igual que en el caso anterior, las cabelleras rizadas muestran mayor vulnerabilidad a mostrarse apagadas y secas. La explicación de ello, obedece a que al estar enroscado, es más largo el camino que la hidratación debe hacer desde la raíz a la punta. En consecuencia, es un tipo de cabello al que le urge hidratación constante e intensa.

📍Mascarilla casera para pelo rizado:

Entre las opciones disponibles sin duda, sobresale la que combina dos ingredientes clave en la hidratación del cabello ¿Cuáles? la leche y la miel. Mientras que el primero se encarga del aporte vitamínico necesario para potenciar el crecimiento e hidratar, el segundo ofrece sus eficientes propiedades reparadoras. Las cantidades exactas son:

    • 250 ml de leche

    • 125 ml de miel

    • 1 yema de huevo

    • 2 cucharadas de zumo de limón

El procedimiento consiste en combinar todos los ingredientes en un bol, cuidando de batir primero muy bien la yema a fin de que se integre; el resultado, deberá aplicarse sobre el cabello mojado, dejándole actuar durante media hora antes de aclárala con agua tibia.

📍Consejos adicionales:

La mascarilla anterior debe ir de la mano del oportuno uso de un champú y acondicionador especial para cabello rizado. Su fórmula ha de estar indicada para nutrir el cabello dañado y brindar dosis extra de hidratación.

Complementar la rutina de cuidado utilizando protectores térmicos. Las altas temperaturas aceleran la deshidratación del cabello rizado, afectándolo negativamente con mayor facilidad, Los tratamientos hidratantes intensivos continuos se vuelve una necesidad.

 

Hidratar Cabello maduro:

El paso de los años no pasa en vano por el cuerpo, y el cabello no es la excepción. El envejecimiento tiende a debilitarlo, haciéndole perder su grosor y en ocasiones, resecándolo. De hecho, el color canoso genera aún más sensación de deshidratación ¿Qué hacer para combatir la situación? seguir los siguientes consejos:

📍Aplicar continuos tratamientos que incluyan aceites esenciales y mascarillas hidratantes, estos mimos extras no solo devolverán la hidratación, sino que le conferirán un aspecto más sano, joven y fuerte.

📍De necesitar o querer usar mascarillas de color, que la misma sea hidratante, es decir utilizar productos que aporten color al tiempo que nutran.

📍 Sanear las puntas cortándolo continuamente. Después de todo, es la zona del cabello que suele verse peor y sufrir más.

📍Mascarilla de yogur y limón para cabello maduro:

Las personas de cabello maduro que deseen devolverle la salud y brillo, tienen un aliado en el yogurt natural; combinándole con los ingredientes de la mascarilla sugerida a continuación – y aplicándole al menos un par de veces al mes – limpiarán su cuero cabelludo e incrementarán la hidratación. ¿Qué se necesita?

    • 1 yogur natural

    • 2 cucharadas de zumo de limón

    • 2 claras de huevo.

La preparación es sencilla, basta con batir primero las claras de huevo para luego agregarle el zumo de limón y el yogur. Una vez integrados, aplicar la mezcla obtenida en todo el cabello evitando tocar las raíces. Dejar en reposo 45 minutos y aclarar con abundante agua fría.

 

 Hidratar Cabello fino:

Aunque en menor medida, el pelo fino también es propenso a sufrir sequedad, el problema con esta clase de cabello es que se debe ser muy cuidadoso al momento de hidratarlo, pues se corre el riesgo de aportarle peso o apelmazarlo. Para ello, conviene:

📍Centrarse en el cuidado de las puntas, a fin de cuentas, son las que marcan tendencia al daño. El uso de productos cerca del cuero cabelludo, solo desencadena que la melena se torne grasosa y pierda volumen.

📍Aplicar acondicionadores diseñados para cabello fino, o lo que es igual, siga una fórmula ligera, de fácil enjuague y que no aporte peso.

📍 Mascarilla de tomate y harina de maíz para el cabello fino:

La suavidad e hidratación de la melena fina puede lograrse aplicando una mascarilla de tomate con harina de maíz, pues en conjunto, contribuyen a eliminar las células muertas, potenciar el crecimiento y devolver el brillo.

Se prepara combinando un tomate maduro machacado y dos cucharadas de harina de maíz; aplicar en el cabello húmedo y permitir que actúe 30 minutos antes de lavar con el champú habitual.

 

Conclusión

Dependiendo el tipo de pelo que tengamos, será recomendable emplear unos productos u otros. Sí es cierto que hay algún genérico que puede funcionar igual de bien para todos los tipos de pelo. Por ejemplo, las mascarillas de aloe vera proporcionan una muy buena hidratación casera y segura.

error: Content is protected !!